1º Encuentro de Redes: tres grupos de trabajo para discutir legislación, formación y participación social

El 1° Encuentro de Redes IberCultura Viva, realizado entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre de 2016 en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires (Argentina), contó con tres grupos de trabajo formados por investigadores, representantes de gobiernos y organizaciones sociales que desarrollan políticas culturales de base comunitaria en 17 países iberoamericanos.

 

Durante tres días, las personas participantes se distribuyeron en las siguientes mesas temáticas: “Participación social y cooperación cultural”, “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” y “Formación en políticas culturales de base comunitaria y construcción de mapas e indicadores”. Las actividades se realizaron de manera simultánea a las exposiciones, conversatorios y foros del 3º Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, organizado por el Ministerio de Cultura de Argentina.

Participación y cooperación

Más de 30 personas de Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Perú y Uruguay conformaron la mesa de trabajo “Participación social y cooperación cultural”, creada con el objetivo de avanzar en la construcción de una mesa intersectorial de la sociedad civil para el acompañamiento del programa IberCultura Viva.

 

El grupo analizó a través de seis puntos el contexto actual que enfrenta la cultura viva comunitaria, e hizo algunos aportes para que se asegure la naturaleza participativa de las políticas regionales, nacionales y locales. Una de las recomendaciones fue la de fortalecer la participación social a través de la constitución de mesas de trabajo a nivel nacional, con representantes de organizaciones comunitarias, instituciones culturales y educativas y dependencias gubernamentales de diferentes niveles. 

 

También se recomendó propiciar la adhesión de gobiernos subnacionales en el programa, cuidando que cumplan requisitos mínimos en el desarrollo de políticas culturales de base comunitaria; y plantear otras formas de adhesión de los países iberoamericanos al programa IberCultura Viva (que la cuota anual no sea un criterio excluyente), valorando las buenas prácticas que tiene cada país en materia de política cultural comunitaria.

Legislación

El grupo “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” se conformó con 11 integrantes, provenientes de Perú, Costa Rica, Uruguay, Brasil, Argentina y México. Esta mesa de trabajo abordó los avances en el campo legislativo y jurídico-administrativo, y buscó estimular la creación y el perfeccionamiento de normas que fortalezcan las políticas públicas del área.

 

Las exposiciones sobre la Ley de Promoción de los Puntos de Cultura del Perú, promulgada  en 2016, y la Ley Cultura Viva de Brasil, que instituyó la política nacional en 2014, contaron con intervenciones, contrapuntos y comparaciones con los otros países representados en el grupo. 

El tercer y último día se elaboró un documento final con 10 recomendaciones. Una de las recomendaciones fue que el proceso de construcción de la legislación debe promover la participación de la sociedad civil, contemplando a los pueblos, comunidades, grupos y agentes culturales, y respetando sus especificidades socioculturales.

Formación e indicadores

El grupo que trató los temas “Formación en políticas culturales de base comunitaria” y “Construcción de mapas e indicadores” reunió a 27 personas provenientes de 11 países: Argentina, Brasil, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Perú y Uruguay.

 

Después de tres días de debates, este grupo definió algunos ejes inspiradores para desarrollar un programa de formación en política cultural de base comunitaria, una línea de formación prevista en la planificación del programa IberCultura. Considerar la construcción colectiva (gobierno-comunidad) en los procesos de formación; documentar y sistematizar las experiencias sobre las diversas prácticas culturales comunitarias; facilitar el reconocimiento de los procesos de los aprendizajes de las organizaciones, y avanzar hacia un mapeo de las experiencias de formación comunitarias en Iberoamérica, fueron algunos de los ejes destacados.

 

Entre las recomendaciones para la construcción de mapas e indicadores se resaltó el desarrollo de mapas y plataformas de información cultural con herramientas de código abierto y de creación colectiva, teniendo en cuenta las experiencias existentes. También se sugirió la cooperación entre países para ampliar informaciones regionales que enriquezcan los procesos, proyectos y políticas que se gestan en y desde las dinámicas culturales comunitarias.

(Fotos: Georgina García)

 

Más información:

Los grupos de trabajo del Encuentro de Redes: las recomendaciones y los ejes inspiradores